¿Cómo prevenir la enfermedad periodontal?- Pedrol Mairal

Sede Central

Lleida Gran Passeig de Ronda, 133-135

HORARIO

Lun a Vie: 8:00 a 21:00
Sab: 09:00 a 14:00

¿Cómo prevenir la enfermedad periodontal?

La prevención de la enfermedad periodontal conlleva una serie de hábitos que se deben incluir diariamente en la rutina de las personas.

Esta enfermedad es una patología crónica que puede iniciarse con unos síntomas mínimos y casi imperceptibles y acabar con la destrucción de la encía y el hueso que sujeta los dientes. Por ello, se debe incidir en la concienciación de los usuarios para establecer unas medidas básicas de higiene oral y prevenir así, en la mayor medida, que se vean afectados por dicha enfermedad.

 

Causas de la enfermedad periodontal

Estilo de vida

El estilo de vida de cada paciente puede afectar a la evolución de la enfermedad periodontal, dentro de ello podemos encontrar hábitos inadecuados que pueden ser desde una mala alimentación (que conlleve a un alto consumo de alimentos ultra procesados), falta de ejercicio diario o el consumo de alcohol y otras sustancias que deterioren la encía.

Tabaquismo

El consumo diario de tabaco es un factor de riesgo importante para aquellas personas que padecen la enfermedad periodontal ya que, esta sustancia interfiere en la cicatrización de los tejidos y debilita la encía internamente.

Genética

Este es un factor decisivo en la aparición de la enfermedad periodontal, aunque se mantengan unos buenos hábitos, el genotipo de cada persona tiene un papel muy importante en la afectación que le pueda generar a la larga la periodontitis.

No obstante, si el paciente se abstiene el consumo de tabaco y mantiene una buena higiene bucal, se podría retrasar su afectación, e incluso mantenerla controlada.

Higiene dental inadecuada

Mantener una buena higiene bucal es un factor decisivo para prevenir cualquier enfermedad bucal. En este caso, es un factor muy importante para frenar su evolución y evitar así la recesión de la encía.

Para preservar una correcta higiene se recomienda realizar una limpieza dental mínimo al año y, en el caso de verse afectado por un avance pronunciado de  la enfermedad se requeriría incluso realizar dos.

 

Consecuencias de la enfermedad periodontal

Sangrado de encías

El sangrado de las encías es uno de los primeros indicios que se puede observar y, no solamente eso, también tiene como consecuencia una leve inflamación de esta. El color de una encía inflamada suele avanzar siempre de un color rojo tenue a un color rojo oscuro.

Si una encía se encuentra inflamada, puede aumentar su volumen y con tan solo un ligero contacto con el cepillo empieza a sangrar. Si observa que esto se convierte en algo muy frecuente se recomienda que visite a su dentista.

Pérdida del hueso

Las bacterias que se acumulan en la boca son las responsables de la enfermedad periodontal, ya que avanzan formando bolsas periodontales alrededor del diente deteriorando así su estructura y provocando a largo plazo su pérdida.

El resultado de una inflamación de encías prolongada es que se pierda el ligamento periodontal y el hueso. Así pues, los dientes que antes estaban fijos en el hueso van perdiendo su estabilidad y se van aflojando.

Mal aliento

Mantener una buena higiene dental es importante para reducir el mal aliento en las personas que padecen de la enfermedad periodontal. Sólo una limpieza dental hecha por un odontólogo especializado en periodontitis podría proporcionar un remedio efectivo.

La placa bacteriana acumulada y el cálculo dental son dos factores que causan la inflamación de la encía y producen mal aliento. Dichas bacterias se acumulan en el fondo de las bolsas periodontales, produciendo compuestos volátiles de azufre de olor desagradable.

 

¿Cómo prevenir la enfermedad periodontal?

La prevención de la enfermedad periodontal se basa en una buena higiene dental y, que a su vez, sea constante.

Su evolución dependerá del estado de salud de las encías, por ello es importante que la rutina de higiene diaria contemple:

– Cepillarse los dientes después de cada comida con un cepillo de filamentos suaves o medios y que tenga un perfil recto, respetando así las encías.

– Emplear una pasta dentífrica que contenga una formulación para prevenir y tratar la inflamación de las encías.

– Uso de colutorio bucal para llegar a aquellas zonas difíciles de alcanzar con el cepillado, también permite mantener los principios activos durante más tiempo en la boca.

– Utilizar seda dental para eliminar la placa y los restos de comida que se queden entre los dientes.

Renovar tu cepillo de dientes cada tres meses aproximadamente, de lo contrario la efectividad de los filamentos se puede ver reducido por su desgaste.

 

Finalmente, un factor que ayudará a mantener un control exhaustivo de la enfermedad periodontal es acudir al dentista para realizar una revisión de las encías. Consulta nuestra web si quieres saber todos los tratamientos que te pueden ayudar combatir este problema.