Encuentra nuestra clínica dental en Lleida y deja que tu sonrisa hable de ti

Encuentra nuestra clínica dental en Lleida y deja que tu sonrisa hable de ti

Si has notado algún dolor dental, te has encontrado una caries o sencillamente quieres hacerte una revisión bucal en profundidad tienes más de una Clínica dental en lleida a tu alcance. En primer lugar, puedes acudir al centro de Ronda en Gran Passeig de Ronda, nº 133-135. Por otro lado, también puedes visitar nuestra clínica en la calle Baró de Maials, nº 36.

Protege tu sonrisa escogiendo un buen cepillo de dientes.

A menudo muchos pacientes, acuden a nuestros centros con la misma duda: ¿Qué clase de cepillo de dientes debo emplear? Si tú también tienes dudas sigue estos consejos para mejorar el cuidado de tus piezas dentales:

  • Acude a tu dentista de confianza: Antes de preguntar en cualquier farmacia en el momento de compra es conveniente le hagas esa cuestión a tu odontólogo. Piensa que es la persona que mejor conoce tu boca y el encargado de supervisar tu tratamiento.
  • Cuidado con el tipo de cerdas: Las cerdas se clasifican en función de su dureza y pueden ser de 3 tipos: Blandas, medias y duras. En esta línea, existen muchos pacientes a los que el cepillarse con cerdas duras les puede causar el desgaste de tus dientes. Por ello, en muchos casos se recomiendan las blandas o de una dureza media.
  • El tipo de mango: No existe una fórmula correcta ya que hay múltiples formas o diseños que pueden beneficiar a nuestra boca. Por ello, es conveniente que elijamos un modelo con un mango que nos resulte cómodo al manejo y con el que nos veamos capaces de cubrir los diferentes rincones de nuestra boca.
  • Cambiar nuestro viejo cepillo: La parte que marca la diferencia de estos instrumentos son las cerdas. En este sentido, la media de vida útil ideal de nuestro cepillo debería ser de entre dos y tres meses. De esta forma, nos aseguramos que estamos llevando a cabo un buen mantenimiento de nuestra boca ya que por mucho que queramos  si nuestro cepillo de dientes está gastado no hará una buena limpieza.
  • Cepillos eléctricos: Permiten retirar más placa bacteriana de nuestra boca. Este es un factor a tener en cuenta ya que este elemento es el responsable de la aparición de la caries. Además, muchos modelos disponen de diferentes programas o niveles de presión por lo cual es menos posible que se desgaste del esmalte.

La salud dental de los niños

La salud de las piezas dentales es un tema sobre el que hay que prestar mucha atención ya que esta época es clave para el desarrollo de su futura dentadura. Por ello lo ideal es llevarlos por primera vez al cumplir el primer año de vida. En esta línea, es precisamente en esta edad cuando debemos introducirles el hábito de lavarse los dientes. En el caso de los más pequeños de la casa, el cepillo de dientes debe de reunir algunas características: -cabezal redondeado y pequeño. –Cerdas o filamentos suaves. –Mango de fácil agarre.

Infancia y enjuague bucal

El enjuague bucal o colutorio constituye un arma más para la prevención de la aparición de bacterias en la boca de los más pequeños. Por ello, además de cepillarse deben acostumbrarse a hacer gárgaras con ellos. Cabe destacar, que se recomienda que los empiecen a usar a partir de los 6 años y además tienen modelos diseñados expresamente para ellos. Por último, para garantizar que el enjuague bucal cumpla su función es necesario que este no sea aclarado con agua ya que esto podría afectar a sus propiedades o beneficios.

¿Qué tipo de pasta de dientes es mejor para los peques?

Dentro de las pastas de dientes para niños existen diferentes especialidades o funciones específicas. Por ello, es conveniente que si tienes dudas preguntes al odontopediatra de tu hijo sobre la más indicada. Por otra parte, en muchos casos las más recomendadas son las fluoradas. El flúor es un mineral capaz de reforzar el esmalte de las piezas dentales y permite disminuir las posibilidades de que aparezca una caries en la boca de los más pequeños.

Hilo dental y niños

El momento ideal para que los niños/as empiecen a usar el hilo dental es alrededor de los 7 años. En esta línea, es necesaria una importante implicación de los padres para poder conseguir que esto se convierta en un hábito. Para ello, tenemos que realizar un seguimiento de sus técnicas de limpieza para asegurarnos de que usen esta herramienta correctamente y prevenir un mal uso. En este sentido, también es necesario crear algún tipo de estímulo o premio cuando usen bien el hilo dental para fomentar esta práctica.

Higiene dental y responsabilidad

El hecho de construir un hábito implica en sí mismo un compromiso y una repetición. Para lograrlo es necesario tener constancia y responsabilidad. En este sentido, tener el hábito de lavarse los dientes después de cada comida es de las primeras responsabilidades que tendrá. Este hecho es clave ya que será el primer paso para que entienda la necesidad de organizar su tiempo para poder realizar todas las acciones que quiere hacer en un día sin dejar de lado sus obligaciones.