higiene-bucal

Higiene dental: todo lo qué debes saber

Hoy os hablamos de uno de los aspectos más importantes cuando hablamos de salud bucal; la higiene bucal. La higiene bucal es imprescindible que sea un hábito adquirido por todos los miembros de la familia, desde los más pequeños hasta los mayores.

Una higiene bucal completa va más allá de lavarse los dientes. No te olvides de los siguientes consejos que te damos:

  • Rutina diaria de limpieza bucal, es importante que lo hagas siempre después de las comidas y de forma más rigurosa antes de ir a dormir.
  • Usar el cepillo de dientes, hilo dental y cepillos interproximales, así eliminamos la placa bacteriana (restos de comida) entre dientes y evitamos la aparición de caries dentales o de la temida piorrea, enfermedad en que los dientes empiezan a moverse y a caer a causa de no eliminar el sarro dental.
  • Utilizar flúor para fortalecer el desarrollo de los dientes, especialmente entre los niños.
  • Dieta equilibrada; una dieta sana es clave para poder lucir unos dientes y encías sanas.
  • Protege tu boca cuando hagas deportes de contacto o practiques actividades de aventura.
  • Visita tu odontólogo mínimo una vez al año para tu revisión bucal y recuerda que debes realizarte una higiene al año para garantizar que tu salud bucal sea óptima y en caso de llevar implantes, dos al año.

Para conseguir una limpieza bucal completa, en el mercado podemos encontrar complementos que nos faciliten la tarea. Te los presentamos:

  • Cepillo de dientes: debe de ser de cabecera pequeña para llegar a todas las partes, y preferiblemente eléctrico para así controlar el tiempo de cepillado dental y la presión que ejercitamos sobre los dientes.
  • Limpieza lingual: cuando hablamos de limpieza bucal no podemos olvidarnos de nuestra lengua. Los limpiadores linguales o raspadores permiten eliminar restos de comida, bacterias, mucosidad, etc.
  • Cepillos interdentales o hilo dental: son imprescindibles para eliminar los restos de comida que quedan entre las piezas, ya que el cepillo de dientes solo conseguiremos eliminar el 50% de la brutica.
  • Colutorios bucales: podemos utilizarlo a diario o de forma específica según necesidades de cada paciente y ayudamos a conseguir una higiene bucal completa y además, aportan una gran sensación de frescor.
  • Irrigadores: no limpian, arrastran los restos de comida y solo están recomendados como ayudantes del resto de herramientas.

Recomendaciones importantes:

Es vital visitar un periodoncista (odontólogo especialista en encías) para recibir un diagnostico mucho más preciso. Las enfermedades del hueso y las encías son silenciosas y difíciles de diagnosticar. En caso de no ser detectadas y tratadas, el sarro dental va destruyendo el hueso y a veces solo nos damos cuenta cuando los dientes empiezan a moverse, y en este momento ya es demasiado tarde para poder salvarlas.

Si te sangran las encías cuando de cepillas los dientes o formas parte de algún grupo de riesgo como fumadores, diabéticos, embarazadas, pide una revisión con el especialista.