Implantes de hueso dental - Todo lo que necesitas saber

Sede Central

Lleida Gran Passeig de Ronda, 133-135

HORARIO

Lun a Vie: 8:00 a 21:00
Sab: 09:00 a 14:00

Implantes de hueso dental, todo lo que necesitas saber

Los implantes de hueso dental son técnicas que se utilizan cuando el paciente no tiene una buena base ósea para colocar el implante dental. Si se daba este caso, anteriormente significaba que el implante dental no podía ser, afortunadamente hoy en día existen tecnologías muy avanzadas que se pueden utilizar cuando sea necesario.

¿Qué son los implantes de hueso dental?

El implante o injerto de hueso dental, es una técnica muy utilizada actualmente en los implantes dentales cuando el paciente no dispone de la masa ósea necesaria, consiste en aumentar la cantidad de hueso necesaria, y que ha sido perdida, para conseguir así unas funciones correctas de soporte y estética. De esta manera se podrán colocar implantes dentales en pacientes con poco hueso o hueso insuficiente.

¿Por qué se produce la falta de hueso?

Antes de centrar-nos con el injerto de hueso, explicaremos el por qué de perder volumen en esta parte de la boca.

Dentro de la estructura interna del diente encontramos el hueso alveolar, que aporta sujeción a la cada pieza.  Es precisamente esta masa ósea la que puede reabsorberse y originar la pérdida de hueso.  Aunque la principal razón por la que se produce esta disminución del maxilar es la falta de dientes hay otros factores que favorecen este problema:

  • La presencia de una enfermedad periodontal avanzada conlleva la presencia de bacterias en la cavidad oral. A medida que transcurre el tiempo, el sarro solidificado alcanza la raíz y el hueso alveolar, originando su pérdida gradual.
  • Recibir un impacto en la dentadura no solo puede ocasionar la rotura de los dientes. A la larga, es posible que perjudique al nervio causando su calificación y reduzca el hueso dental.
  • Padecer ciertas patologías como la diabetes o la osteoporosis hace que la persona tenga una mayor propensión a sufrir la disminución de hueso maxilar.
  • El hueso necesita de la estimulación dentaria para su correcto funcionamiento.  Es por ello que pacientes con dentaduras postizas experimentan, en ocasiones, complicaciones debido a la reabsorción del hueso.

¿Cómo se realiza?

El injerto de hueso consiste en implantar un trozo de hueso, normalmente del propio paciente, en la zona del maxilar que tiene deficiencia ósea. Se suele utilizar hueso del mentón o de las zonas posteriores de la mandíbula. La implantación puede ser de distintos tipos, los más comunes son:

  • Injerto de hueso dental particulado o con cirugía ósea guiada.
  • Elevación en el seno maxilar.
  • Injerto de hueso dental en bloque.

También podemos dividir en tipos de injertos según de donde proviene el hueso utilizado:

  • Xenoinjerto: es el injerto de hueso de otro origen biológico distinto al paciente, es decir un trozo de hueso de animal.
  • Aloplástico: el injerto de este tipo no tiene un origen animal o humano, sino que trabaja con materiales sintéticos
  • Aloinjerto: se utilizan huesos de la misma especie, pero con genética distinta, es decir, estamos hablando de huesos humanos que provienen de bancos. Este tipo de injerto se suele combinar con autoinjertos para obtener los resultados deseados.

Durante la intervención el especialista realizará un corte en la zona donde se debe hacer el injerto, levantando y separando la encía. Posteriormente colocará el injerto de hueso elegido y lo fijará al maxilar con un tornillo. La zona se recubrirá con una membrana que permitirá que no se pierda el implante y la encía se coserá para que la saliva no infecte la zona.

¿Qué hacer después de la intervención?

Después de la intervención, el área se hinchará un poco y el paciente sentirá molestias, lo cual es normal. No se requiere un descanso completo ni cuidados muy especiales, pero se recomienda restringir el ejercicio físico en las dos primeras semanas para evitar una inflamación excesiva en la zona. Es importante seguir los consejos de los expertos y tomar los medicamentos adecuados. La dieta también debe ajustarse en las primeras semanas es conveniente comer solo coses blandas.

En Pedrol Marial contamos con profesionales que cuidan todo el proceso de intervención de nuestros pacientes, desde el principio hasta el final. Si quieres saber más sobre todos nuestros tratamientos puedes encontrar más información llamando al +973 24 99 24 o visitando nuestra web.