implantes-dentales-reus

Implantes dentales en Reus: todo lo que debes saber sobre nuestros implantes dentales

Si estás pensando en ponerte implantes dentales en Reus, en Pedrol Mairal somos especialistas en implantología. Apostamos por tratamientos y materiales de alta calidad que garantizan unos resultados precisos y duraderos. Si has perdido algún diente o sufres alguna enfermedad periodontal, los implantes dentales son una solución muy efectiva que te permitirá lucir una boca bonita y saludable.

La principal ventaja de las restauraciones sobre implantes es que son fijas, y esto consigue evitar problemas de movilidad y estabilidad. Además, al estar fijados en el hueso restablecen completamente la función y la apariencia de los dientes naturales. Todo ello, sin dañar los dientes sanos de alrededor. Sin embargo, debes tener en cuenta que no todos los implantes son iguales.

Si necesitas un implante dental, debes asegurarte de elegir una clínica de confianza, que cuente con buenos profesionales que garanticen tu salud dental. Recuerda que una mala elección puede provocar graves consecuencias.

Encuentra la mejor clínica de implantes dentales en Reus

En nuestra clínica dental en Reus trabajamos con las tecnologías más innovadoras en implantología y apostamos por las técnicas menos invasivas. Además, disponemos de un TAC3D con el que logramos un diagnóstico mucho más preciso, lo que nos permite mejorar el plan de tratamiento y ofrecer todas las garantías a nuestros pacientes.

Esta tecnología resulta muy útil para la implantología, ya que nos permite medir con exactitud las dimensiones y el espacio donde colocaremos el implante. Todo esto, unido al tratamiento personalizado de nuestros especialistas, garantiza un resultado natural y duradero.

Si tienes todavía tienes dudas sobre el tratamiento de nuestros implantes dentales en Reus, a continuación te explicamos con más detalle en qué consiste el procedimiento.

Fases del tratamiento de un implante dental

Un implante dental consiste en un tornillo de titanio o zirconio que sustituye a la raíz del diente. Este material permite una buena integración en el hueso maxilar mediante una pequeña intervención. De este modo, los implantes se instalan en el hueso creando una pieza sólida sobre la que se coloca una funda dental hecha a medida. Todo este proceso se divide en diferentes fases para asegurar unos buenos resultados.

Estudio y diagnóstico

El primer paso es la realización de un examen clínico para determinar el tratamiento que se llevará a cabo. Este exhaustivo estudio comprende una exploración bucal completa, radiografías, TAC y las pruebas complementarias que el especialista crea necesarias, siempre atendiendo a las necesidades de cada paciente.

El diagnóstico nos servirá para determinar el tamaño de los implantes dentales, ya que la elección del implante depende del espacio y la cantidad de hueso que tiene el paciente. Además, también se podrá evaluar la necesidad de realizar otro tipo de tratamientos, como la limpieza dental, empastes o endodoncias.

Inserción de los implantes

Tras el diagnóstico, podemos proceder a la colocación del implante dental. El primer paso es preparar el hueso para no dañar las células óseas durante la intervención, y poder crear un lecho exacto para el implante. Después, el especialista procederá a colocar el implante en el maxilar. Todo esta operación se lleva a cabo bajo anestesia local, la misma que usamos para un empaste, para que el paciente no sienta ningún dolor ni molestia.

El periodo de cicatrización dependerá de cada caso. La oseointegración, proceso durante el cual el hueso se une a la superficie del implante, puede finalizar en apenas unas semanas. Sin embargo, algunos pacientes necesitan más tiempo. De cualquier forma, durante este proceso y hasta finalizar por completo la cicatrización, el paciente llevará unas coronas provisionales para garantizar una buena estética.

Inserción de la prótesis definitiva

Cuando los implantes estén perfectamente integrados en el hueso, llega el momento de colocar el pilar. Esta pieza hará de intermediario entre el implante y la corona permanente, favoreciendo así la estabilidad de cada pieza. Una vez colocados los pilares, se llevará a cabo un escaneado con la última tecnología en 3D para tomar una nueva impresión de la boca del paciente y encargar la fabricación de la prótesis definitiva al laboratorio.

Tras colocar la prótesis dental definitiva es normal que el paciente sufra algunas molestias. No te preocupes, sigue las indicaciones de tu dentista y no tendrás ningún problema. Recuperarás rápidamente la funcionalidad de tu dentadura, ganarás confianza y calidad de vida, ¡y lucirás una sonrisa perfecta y natural!