¿Buscas un tratamiento de limpieza dental en Lleida?
¿Buscas un tratamiento de limpieza dental en Lleida? Te ayudamos a recuperar la sonrisa

¿Buscas un tratamiento de limpieza dental en Lleida? Te ayudamos a recuperar la sonrisa

¿Quieres volver a lucir una sonrisa bonita y blanca? En Pedrol Mairal disponemos del mejor tratamiento de limpieza dental en Lleida. ¿Quieres saber más? A continuación te contamos en qué consisten este procedimiento.

Encuentra el mejor tratamiento de limpieza dental en Lleida

En Pedrol Mairal sabemos que las limpiezas dentales son un tratamiento básico para garantizar la salud bucodental de nuestros pacientes. Por ello, contamos con los mejores especialistas y los últimos avances técnicos en higiene oral.

No lo dudes, visítanos en Gran Passeig Ronda, nº 133-135 o en Baró de Maials, nº 36 (Pardinyes). Nuestros especialistas se encargarán de ofrecerte un diagnóstico personalizado y te informarán sobre qué tratamiento es el más adecuado para ti. Recuerda que una correcta higiene dental te ayudará a evitar problemas más graves, como caries, sarro, placa bacteriana, halitosis o enfermedades periodontales.

 

¿Qué tratamientos de limpieza dental existen?

El higienista dental es el que se encargará de llevar a cabo la limpieza. Este tratamiento consiste en eliminar la placa bacteriana, el sarro y las manchas que aparecen en los dientes. Existen varios tipos de procedimientos según el diagnóstico que presente el paciente, pero a grandes rasgos podemos clasificarlos en dos tipos de tratamientos: la limpieza de rutina o la limpieza profunda (tratamiento periodontal).

Limpieza dental de rutina

En caso de que simplemente se requiera eliminar la placa y el sarro acumulado en la parte superficial de la dentadura, se llevará a cabo una limpieza dental de rutina. Este es un procedimiento sencillo, rápido e indoloro. Se realizará mediante una máquina de ultrasonidos, un pulido dental y una pasta de profilaxis. Se recomienda hacer mínimo una vez al año, pero en caso de tener implantes, ortodoncia, fundas o encías con tendencia a enfermar, es preferible hacerlo dos o más veces .

Limpieza dental profunda

Si existen problemas de encías como la gingivitis (inflamación reversible de las encías) o la periodontitis (inflamación y pérdida de hueso) lo más recomendable es realizar una valoración con el/la periodoncista para poder valorar la gravedad del problema y el tratamiento necesario. A menudo se requiere una limpieza más en profundidad que permita eliminar por completo el sarro acumulado en las piezas dentales e incluso debajo de las encías. En este caso, además del aparato de ultrasonidos, el odontólogo recurrirá a curetas manuales y puede requerir anestesia para hacer el tratamiento más cómodo.

La enfermedad periodontal es la patología más prevalente en el ser humano. En la última encuesta sobre Salud Oral en España se determina que entre el 85- 94% de la población española mayor de 35 años presenta algún problema relacionado con las encías.

Por eso es de gran importancia revisarse las encías con un/a periodoncista cualificado que pueda diagnosticar efectivamente estas enfermedades que pueden no tener cura en sus fases más avanzadas. Además la enfermeras periodontal es silenciosa con lo que es difícil moral que tenemos algún problema, a veces un signo puede ser el mal aliento.

La prevención es el mejor tratamiento

Además de las técnicas de limpieza dental llevadas a cabo en las clínicas, es importante tener en cuenta que la prevención es siempre el mejor tratamiento. Así que tras tu visita a la clínica, nuestros higienistas dentales se encargarán de darte algunas pautas y consejos sobre cómo llevar una correcta rutina de higiene y cuáles son las mejores técnicas de cepillado.

El cepillado después de cada comida es imprescindible. Además, también puedes recurrir a colutorios dentales o dentífricos con flúor que ayuden a proteger el esmalte. Existen diversos tipos de colutorios, pero los más recomendados son aquellos que no llevan alcohol en su composición.

El cepillo eléctrico también puede ser un buen aliado. Este tipo de cepillos consigue llegar a las zonas más difíciles, donde otros cepillos no llegan. Resulta muy útil porque, al mismo tiempo, también permite controlar la intensidad del cepillado, protegiendo las encías y la pérdida del esmalte.

Mantener unos buenos hábitos de higiene será fundamental para conseguir lucir una boca más bonita y saludable. Y recuerda que los expertos recomiendan acudir a tu dentista como mínimo cada 6 meses.