Odontopediatría - Clínicas Pedrol Mairal

Sede Central

Lleida Gran Passeig de Ronda, 133-135

HORARIO

Lun a Vie: 8:00 a 21:00
Sab: 09:00 a 14:00

Odontopediatría

La salud de los más pequeños de casa es una de las prioridades de las familias y esto incluye la salud bucodental. Es importante mantener una boca y dientes en perfectas condiciones desde la infancia para evitar problemas e incomodidades en ese momento y prevenir la aparición de posibles patologías en edades adultas.

Existe en la sociedad el convencimiento erróneo de que los problemas relacionados con los dientes de leche desaparecen y no van más allá de la duración de los mismo, es decir, que una vez que se caigan desaparecerá la patología asociada a estos. Es una idea equivocada ya que hay enfermedades periodontales o gingivales en la edad infantil que se pueden arrastras hasta la edad adulta.

¿Qué es la Odontopediatría y el odontopediatra?

La odontopediatría es una rama de la odontología que atiene y trata las distintas enfermedades bucales de los niños desde su infancia hasta finalizar su crecimiento. Es decir, presta atención médica dental a los más pequeños.

Según la Academia Americana de Odontología Pediátrica, AAPD (American Academy of Pediatric Dentistry), la odontología pediátrica u odontopediatría es la especialidad odontológica que proporciona cuidados terapéuticos y preventivos referentes a la salud bucodental de bebés y niños hasta la edad adolescente, incluyendo aquellos que requieran de necesidades especiales.

Por otro lado, el odontopediatra es el encargado de la prevención de la salud bucal desde edades tempranas, así como minimizar el riesgo de que los más pequeños desarrollen odontofobia. De esta forma el odontopediatra no sólo realiza tratamientos dentales sino de educación y prevención dental.

Tratamientos de Odontopediatría

En la odontopediatría existen un amplio espectro de tratamientos que se pueden aplicar, pero hoy vamos a resaltar los más habituales o comunes.

Los niños son inquietes, les encanta jugar y probar cosas nuevas. Por tanto, es normal o habitual que sufran alguna caída o golpe y como consecuencia puede que alguna pieza dental se dañe. En estos casos debemos acudir rápidamente al especialista y solucionar el posible daño causado en la pieza dental.

Otra patología muy común son las caries. En 2019 el 31% de los niños españoles mayores de 6 años tenía caries. Esto se puede evitar o reducir con una correcta higiene bucodental y reduciendo la ingesta de azúcares.

Finalmente, la ortodoncia infantil es útil para corregir desde una edad temprana los problemas relacionados son la mordida y la estructura maxilofacial. De este modo nos adelantamos a posibles defectos posteriores que serían mucho más difíciles de corregir.

Si quieres revisar la salud buco dental de tu hijo no dudes en contactar con nuestra clínica Pedrol Mairal llamando al 973 24 99 24 y pedir cita.

ODONTOPEDIATRÍA

Las clínica de los doctores Pedrol Mairal ofrece un servicio dental integral al paciente infantil.

La Academia Americana de dentistas para niños recomienda la primera visita al dentista infantil cuando el niño cumple 1 año de edad. La prevención es el mejor tratamiento.

En esta visita los padres recibirán sus primeras pautas y consejos para mantener la boca de su hijo como en este momento: SIN CARIES. Pero también se valoran temas como la higiene, la alimentación, los chupetes y los hábitos. Con el paso de los años, se consigue una situación de normalidad en la cual el niño es capaz de ir al dentista relajado y sin miedo .

Al bebé le irá saliendo la primera dentición. Son 20 dientes que irán apareciendo desde los 6 meses a los 30 meses. Son dientes de transición con características diferentes a los dientes definitivos. Son más blancos y las caries se propagan más rápido que en los definitius.el nuestro objetivo es conservarlos porque guardan el espacio que ocuparán los dientes definitivos. Una caries o la pérdida precoz de un diente de leche predispone a problemas de espacio en los dientes definitivos.

Pedrol Mairal dispone de protocolos de prevención en niños con alto riesgo de caries.

A los 6 años empiezan a aparecer las primeras muelas definitivas detrás de las últimas muelas de leche. Los incisivos de leche empiezan su recambio. La guía de esta boca en transición serán los dientes de leche. De los 6 a los 12 años la boca experimentará un gran cambio. En total aparecerán 28 dientes. Y no será hasta los 18 años aproximadamente que apuntarán las muelas de la cordura.

Què us oferim en la nostra clínica?

1. Protocol de prevenció de càries individualitzat per risc de càries.
2. Protocol de tractaments de nens amb por al dentista.
3. Protocol de tractaments de nens amb necessitats especials.
4. Servei de sedació.
5. Servei de odontopediatria i ortodòncia infantil.
6. Tot tipus de tractaments: Dolor dental, estètica dental, traumatismes dentals, ortodòncia interceptiva…

La Odontopediatría

Es la disciplina de la odontología especializada en la gestión de la salud bucal de los niños y los adolescentes. Estos profesionales tienen un papel clave a la hora de diagnosticar cualquier patología que puedan presentar las encías o los dientes de los más pequeños. Por ello, se recomienda que la primera visita a una clínica dental de tu niño/a sea durante sus 12 primeros meses de vida.


¿De qué se ocupa un odontopediatra?

En contra de lo que se puede pensar es durante los primeros años de vida que los más pequeños puede sufrir diferentes problemas:

  • Caries: Acostumbra a aparecer cuando se incrementan las bacterias cariogénicas y crean mayor cantidad de ácido que debilita el esmalte dental y que puede afectar a los dientes. Es por esto, que los odontopediatras son tan relevantes ya que han de tratar la enfermedad y han de concienciar al pequeño para que se cepille los dientes correctamente para garantizar la salud de sus dientes y que no abuse de los alimentos con azúcar.
  • Maloclusiones: La alteración de la posición de los dientes en los más pequeños es bastante habitual. No obstante, los profesionales de la odontopediatría pueden combatir esta alteración haciendo un seguimiento y recomendando una ortodoncia o mediante la inserción de mantenedores de espacio.
  • Pérdida de dientes: Es muy común que debido a la elevada actividad y a su comportamiento inquieto, los niños pierdan o se fracturen algún diente. Esto comporta que el especialista deberá de llevar a cabo una restauración.
  • Enfermedades de las encías: Se inician mediante la inflamación de las encías y con el posterior sangrado cuando comen o se cepillan. Estas dolencias pueden ser debido a una mala técnica al limpiarse los dientes por parte del niño.

Tratamientos más comunes de la odontopediatría

Los profesionales de esta rama de la odontología están obligados a dar respuestas efectivas a los pacientes. Descubre aquí los tratamientos más comunes:

  • El sellado dental: Esta técnica se basa en aplicar una pintura líquida en las áreas de la muela donde haya más probabilidades que el niño pueda desarrollar una caries. Esta pintura tiene la capacidad de endurecerse fácilmente y permite arreglar los daños que puedan aparecer en el esmalte dental.
  • Aplicación directa de flúor: Está demostrado que la aplicación directa de flúor en la dentadura de los más pequeños tiene un efecto preventivo de la caries. En este sentido, cobra una especial relevancia la pasta de dientes que utilice el paciente y sobretodo, tener un buen hábito de limpieza de los dientes.
  • Pulpectomía: Este tratamiento consiste en la eliminación de la pulpa dental que ha sufrido desperfectos y después la reconstrucción de la pieza dental afectada. Utilizamos esta técnica en los casos en los que la criatura presenta una caries importante.

“Mi hijo/a tiene miedo al odontopediatra”.

En estos casos, es fundamental convertir la primera visita a un centro dental de los más pequeños en un hábito y que estos establezcan una relación cercana con los profesionales. De esta forma, asociarán al especialista con una cara conocida de la que no deben sentir miedo. También puedes tratar de dar a los más pequeños incentivos para que aumenten sus ganas de venir o recompensarlos cuándo se hayan portado bien durante una visita.