ortodoncia-lingual

Ventajas y desventajas de la ortodoncia lingual

La ortodoncia lingual es una modalidad de tratamiento que cada vez gana más adeptos gracias a que tiene una ventaja muy clara: la estética. Por su colocación, en la parte interior de los dientes, resulta una opción ideal para personas tanto adultas como jóvenes que requieren de ortodoncia pero se rehúsan a usar aparatos visibles. Es por este motivo que también se la conoce como ortodoncia invisible.

Sin embargo, y como todos los tratamientos del mundo, la ortodoncia lingual tiene beneficios, pero también algunos inconvenientes que deberías tener en cuenta, sobre todo si estás planteándote someterte a este tratamiento.

Ventajas de la ortodoncia lingual

Como hemos dicho anteriormente, el principal beneficio de la ortodoncia lingual es que resulta invisible, y por lo tanto, la preocupación por la estética típica que sufren las personas que deben llevar aparatos desaparece. Pero también tiene otras ventajas:

  • Se adaptan a cada persona, resultando muy precisos.
  • Son muy seguros. Con ellos no hay riesgo de que se produzcan lesiones en el labio en caso de que sufras un golpe.
  • Tratan cualquier tipo de malposición de los dientes, hasta las más complicadas.
  • No produce manchas visibles en el esmalte de tus dientes.
  • Es muy útil en casos de extracciones y de pacientes operados con cirugía ortognática.

Desventajas de la ortodoncia lingual

Aunque las desventajas de este tipo de ortodoncia no son muchas y se pueden compensar con su amplia lista de beneficios, nunca está de más saber qué inconvenientes tiene:

  • El tratamiento es un poco más prolongado que en la ortodoncia convencional.
  • El paciente puede tardar un poquito más en acostumbrarse, ya que el hecho de llevar los aparatos en la cara interior de los dientes puede causarnos molestias dentro de la boca, sobre todo en la lengua, durante las primeras semanas.
  • Hay que ser realmente rigurosos con el cepillado después de las comidas para que no queden restos, y por ello la higiene es más compleja.

Aunque cada paciente tendrá un problema con una duración distinta, se estima que el promedio de un tratamiento con ortodoncia lingual es de unos dos años. Insistimos: habrá quienes hayan solucionado su problema en un año y quienes necesiten de más tiempo.

Cualquier persona puede optar por este tipo de ortodoncia, aunque lo normal es que el ortodoncista y el paciente lleguen a un acuerdo sobre qué tipo de ortodoncia es mejor en su caso. Si estás interesado en someterte a este tratamiento pero todavía te quedan algunas dudas por resolver, en Pedrol Mairal estaremos encantados de ayudarte.