sedación consciente

Sedación consciente: ¡Acaba con tu miedo al dentista!

Ir al dentista para algunos pacientes puede ser estresante. Si, además, le sumamos el miedo, el resultado puede frenarnos a la hora de acudir a la clínica, poniendo en riesgo nuestra salud bucodental.

Por este motivo, en los últimos años han aparecido métodos cuyo objetivo es paliar esta aversión al tratamiento dental y hacer que la visita sea más cómoda y agradable. Entre ellos, destaca la conocida como sedación consciente, un método muy eficaz que combina un sedante para ayudar a relajar al paciente con un anestésico para bloquear el dolor.

¿Qué es la sedación consciente?

La sedación consciente es una técnica de aplicación intravenosa que tiene como objetivo facilitar la relajación de los pacientes. Está indicada tanto para niños como para adultos que sienten un alto nivel de estrés y ansiedad cuando tienen que someterse a un tratamiento o para pacientes que prefieren realizarse tratamientos más largos o varios tratamientos en una misma cita, de forma cómoda y relajante.

Como su propio nombre indica, este tipo de sedación permite que la persona se mantenga consciente durante todo el tiempo que dura el procedimiento dental. Es decir, que no es una anestesia general. Puede que algunos pacientes se relajen tanto que se duerman, mientras que otros simplemente están despiertos pero muy relajados.

En muchas ocasiones, el miedo al dentista genera aversión a la hora de acudir a la clínica,  lo que se traduce en un problema bucodental al posponer las citas que acaba provocando que vayamos cuando ya no aguantamos más, cuando duele, o porque algo se ha roto, y por lo tanto nos aboca a un tratamiento mucho más largo, complejo y costoso. Por eso, a veces la sedación es la única manera de que un paciente acuda a la clínica. Gracias a este método, la persona estará relajada y evitará la preocupación que le causa el tratamiento.

No debemos confundir la sedación con la anestesia, que, aunque también sirve para paliar el dolor y los nervios del paciente, su objetivo principal es insensibilizar la zona concreta de la boca sobre la que debemos actuar.

¿Para qué tratamientos puedo pedir la sedación consciente?

En Pedrol Mairal aplicamos la sedación consciente en situaciones que generen ansiedad al paciente. Eso significa que cualquier tratamiento dental puede ser realizado bajo este método.

Lo más habitual es aplicarla en las cirugías de implantes dentales. En menor medida, nuestros pacientes solicitan esta clase de sedación antes de someterse a una extracción de muelas y en las endodoncias.

En Pedrol Mairal también aplicamos la sedación en niños. Es importante que nuestros pequeños pacientes pierdan el miedo al dentista desde el principio, y por eso en nuestra clínica los ayudamos durante el proceso para que puedan ser capaces de volver sin sentir aversión.

Requisitos para la sedación consciente

Como hemos dicho, cualquier persona puede someterse a la sedación consciente. Sin embargo, en primer lugar debemos asegurarnos de que es apta para recibir el tratamiento, y para ello debemos conocer el estado de su salud general.

Tras evaluar los resultados, y si el doctor considera que la persona no presenta ninguna contraindicación, sólo tendremos que planificar el tratamiento.

Ten en cuenta que, debido al suministro de sedante, necesitará unas horas para recuperarte completamente. También es posible que experimentes adormecimiento y disminución de los reflejos. Por eso recomendamos que el paciente venga acompañado, ya que no podrá conducir.

En Pedrol Mairal contamos con especialistas médicos anestesistas encargados de indicar el tipo de anestesia adecuada para cada paciente, en función de la operación que se ha de realizar y del estado del paciente. Además, cuida del paciente antes, durante la operación y después en el post operatorio.

Si tienes cualquier duda sobre este método, contacta con nosotros y te explicaremos todo lo que debes saber. ¡Vamos a perderle el miedo al dentista juntos!