Sensibilidad dental, causas y soluciones

Sede Central

Lleida Gran Passeig de Ronda, 133-135

HORARIO

Lun a Vie: 8:00 a 21:00
Sab: 09:00 a 14:00

Sensibilidad dental, causas y soluciones

¿Qué es la sensibilidad dental?

La sensibilidad dental afecta a más de un 20% de la población española y, a la larga, puede derivar a repercusiones más graves si no se actúa a tiempo.

Esta sensibilidad se podría definir como un dolor dental agudo causado por la exposición de la dentina y aparece cuando nuestra boca entra en contacto con algún estímulo externo como el calor o el frío. La dentina está protegida por el esmalte y la raíz del diente, en el caso de que alguno de estos dos elementos no tuviera la resistencia o dureza adecuada se podrían exponer los tubos dentarios produciendo así este dolor o molestia.

En el caso de que existiera recesión gingival esta sensibilidad dental podría agravarse todavía más, ya que el diente queda completamente expuesto a los agentes externos debilitando la raíz y con ello, su fuerza.

Causas de la sensibilidad dental

Las causas que producen la sensibilidad dental pueden ser varias, a continuación resumimos algunas de las más comunes:

Tener una higiene dental deficiente

El cúmulo de sarro es una de las principales consecuencias de una higiene deficiente, se recomienda cepillarse los dientes tres veces al día y de una forma correcta. Si nuestra forma de cepillarnos los dientes no es correcta y ejercemos demasiada fuerza o no incidimos bien en determinadas zonas puede producirse una recesión de las encías o una destrucción del esmalte del diente.

Dietas y bebidas ácidas

Algunos alimentos tiene un pH bajo lo que contribuye a la erosión del esmalte, ejemplo de ello serían los cítricos, alimentos con un alto índice de azúcar, el té, el vino o los refrescos.

Tratamientos odontológicos

Algunos tratamientos odontológicos pueden producir a la larga padecer sensibilidad dental. La cirugía periodontal y, en menor medida, el raspado radicular, pueden provocar una ligera eliminación del cemento y un desplazamiento del margen gingival. Así pues, los tratamientos de blanqueamiento dental incluyen sustancias que pueden producir también el padecer una sensibilidad dental pasajera.

Bruxismo

Aquellos pacientes que sufran bruxismo, sufren desgastes y fracturas en las piezas dentales. La tensión que se produce cuando se rechinan los dientes puede provocar su flexión a nivel cervical y la pérdida de los cristales que lo conforman permitiendo el contacto de la dentina con agentes externos y, con ello, la sensibilidad dental.

 

¿Cómo reconocer la sensibilidad dental?

Los principales síntomas que presentan los pacientes que sufren sensibilidad se caracterizan por sentir un dolor notable ante un estímulo sensitivo leve, sentir un dolor limitado al tiempo que dura el estímulo y localizar perfectamente el diente afectado y la zona de donde proviene.

También es importante que el paciente conozca la estructura de los dientes para saber identificar la procedencia del dolor. Por un lado, encontramos la capa exterior llamada esmalte y es la más dura del diente, a continuación encontramos el núcleo del diente formado por la dentina, que es blanca y contiene millones de pequeños agujeros y, finalmente, encontramos la parte más profunda que se conoce como pulpa, en ella se encuentran los nervios del diente.

El breve y agudo “pinchazo” por sensibilidad se produce cuando la dentina blanca dentro del diente queda expuesta a agentes externos, descubriendo así los pequeños agujeros que hay dentro de ella. Cuando comes o bebes algo frío, caliente, dulce o ácido este estímulo puede viajar por los pequeños agujeros y estimula el nervio, produciendo una breve punzada.

 

Como remediar la sensibilidad dental

Para tratar la sensibilidad dental es fundamental tener una correcta higiene bucal y hacer uso de productos específicos. En estos casos, se recomienda utilizar cepillos dentales específicos para la sensibilidad dental, con filamentos extra suaves para una limpieza delicada utilizando una adecuada técnica en el cepillado.

En el caso de aquellas personas que padezcan de problemas en las encías se recomienda cepillar desde arriba del diente hacía abajo como si se barriera en vez de una técnica circular que podría favorecer a la recesión de la encía.

También es aconsejable utilizar gel dentífrico no abrasivo y colutorios con principios activos para la sensibilidad dental.

En aquellos casos en que estas medidas no logren frenar la sensibilidad dental, se puede realizar también tratamientos en la clínica dental como la aplicación de geles que reduzcan la sensibilidad o resinas adhesivas para sellar los túbulos o injertos de encía para cubrir las recesiones.

 

En Pedrol Marial, contamos con los mejores profesionales que te ayudarán a poner solución a la sensibilidad dental ofreciendo tratamientos y soluciones a medida para cada paciente. Si quieres más información puedes visitar nuestra web haciendo clic aquí.